¿Has notado que tu gong suena últimamente distinto? ¿Has probado la maza de un compañero igual a la tuya y el Gong suena distinto?

Es muy posible que con el tiempo tus mazas se hayan deteriorado y esto influye drásticamente en el sonido de tu Gong o cuenco. La maza es lo que une tu instrumento contigo y la elección de una buena maza, así como el cuidado de ellas, es algo fundamental.

¿Cuál es la causa principal por la que tu maza o flumie ya no produce el sonido que tenía cuando empezaste a utilizarlos?

Desde luego hay varias razones, pero todas ellas tienen un motivo en común: se ha endurecido la parte con la que percutes el Gong, ya sea el fieltro, lana o la cabeza del flumie y esto, evidentemente, tiene un efecto sobre el sonido.

¿Cómo ha podido suceder esto? Aquí te destacamos las causas más comunes:

  • La maza o flumie ha recogido restos de limpiadores que has dejado en el Gong.
  • Polvo o suciedad del ambiente se han asentado en Gong y la maza lo ha recogido.
  • No guardas convenientemente tus mazas cuando no las utilizas y estas recogen polvo.
  • Has dejado tus mazas o flumies al sol.

Hay veces que es necesario limpiar el Gong, por supuesto, pero debes tener buen cuidado de que no queden restos de productos de limpieza o pulido para que no afecten primero al sonido del Gong y después a tus mazas.

¿Cómo limpiar tu gong?

Limpiar tu Gong de alpaca con un paño de microfibra seco antes de cada uso es una excelente prevención. Un método que aprendí hace poco de Olliess es calentar un poco el paño, y verdaderamente funciona mejor.

Si tienes un Chau o Feng Gong, bastará con pasarles un paño de algodón ligeramente humedecido. Durante mi vida profesional como músico y especialista de producto en TamTam Percusión he limpiado cientos de platos y Gongs, muchísimos de ellos con agua debido a la suciedad que tenían. Los Gongs se pueden mojar sin ningún tipo de problema, el único requisito indispensable es que el secado tiene que ser exhaustivo. Te garantizo que no les ocurre nada.

Para los flumies, algo esencial es limpiarlos con agua y jabón antes del primer uso.

Por supuesto, guardar tu Gong en una funda cuando no lo utilices, es también una buena forma de prevenir suciedad en mazas y flumies.

¿Cómo limpiar tus flumies?

Depende del estado en qué esté, estos consejos podrán ayudarte a recuperar tus flumies:

  • Pon a calentar y hervir una buena cantidad de agua (al menos un litro) sin ningún tipo de producto de limpieza.
  • Pon la cabeza sobre un fregadero o lavabo y vierte el agua lentamente sobre toda la superficie del flumie.
  • Pon a secarlo al aire y deja que el ambiente lo seque.
  • No utilices secadores de pelos o fuentes de calor que puedan influir negativamente.
  • Para los flumies hay una opción más “drástica” que es darle un pequeño lijado con papel de lija de grano muy fino o incluso lana de acero.

¿Cómo limpiar tus mazas?

Las mazas de vellón son mucho más delicadas para limpiarlas y recuperarlas. Prueba con esto y hazlo solamente cuando sea estrictamente necesario, principalmente porque puede afectar al núcleo de la maza y a la durabilidad del propio vellón.

  • Coge una esponja suave y frota el vellón con movimientos suaves y circulares a favor del pelo.
  • Pon a secarlo al aire y deja que el ambiente lo seque.
  • No utilices secadores de pelos o fuentes de calor que puedan influir negativamente.

La calidad de los materiales utilizados es directamente proporcional a la vida útil de una maza o flumie. En TamTam Percusión sólo trabajamos con marcas que durante años nos han demostrado su calidad y tiempo de vida útil.

Aquí puedes ver nuestro catálogo de Mazas para Gongs

Aquí puedes ver nuestro catálogo de Flumies

Como siempre, si necesitas asesoramiento técnico o de cualquier, puedes contactarnos en:

  • Telf: 954 907 226
  • Whatsapp: 672 655 950
  • E-mail: [email protected]
  • Y por supuesto en nuestra tienda de Mairena del Aljarafe en Sevilla

Esperamos que este artículo haya sido de tu interés.

Jose Manzanares
Especialista de producto